fbpx

 

Cuantas veces te han dicho eso de “ lo que te pasa a ti es que no te quieres nada, ¡tienes que quererte más a ti misma!”

Y tú dices, “es verdad, es que no me estoy queriendo nada… pero se acabó… ¡a partir de ahora sí que me voy a querer!”.

Y empiezas a concederte caprichos que no te permitías, vas a restaurantes, haces viajes que siempre habías soñado, gastas ese dinero que estabas ahorrando para vivir el momento presente, etc, etc…

Y cuando el capricho se rompe, las vacaciones se acaban y te encuentras otra vez en el mismo sofá, con la misma tele y con unos kilos de más, te preguntas…

… “¿cómo es que era eso de quererse más??»

Y es que realmente… ¿sabemos qué es quererse más?

¿No crees que si lo supiéramos ya estaríamos queriéndonos más.

Cuando un@ trata de quererse más sin saber cómo hacerlo es cuando empieza a sentirse cada vez peor consigo mismo, con frustración, decepción, cansancio…

¿No te ha pasado?? A mí sí… la verdad.

Es como dar vueltas dentro de un scalextric  y volver siempre al punto de partida…

Y salirse en la misma curva…

Super divertido, verdad??

 

Vale… y entonces… ¿qué podemos hacer??

Pues empezar por algo mucho más sencillo…

Empezar a darnos cuenta cómo no nos estamos queriendo.

Ahí sí que somos maestros y maestras!! A que sí?? Jaja!!

 

Hay situaciones que son de cajón, muy lógicas:

Cuando permites que alguien te hable mal, te desprecie o te infravalore…

Cuando aceptas un trabajo mal remunerado y con malas condiciones…

Cuando dejas que tus hij@s se te suban a la chepa…

Hay formas de no querernos que son muy visibles.

 

Pero las hay también sorprendentes y muuuuy sutiles.

Como por ejemplo…

cuando a veces, eres tú quien grita en un atasco… o a un empleado…

cuando te empeñas en tener razón…

cuando siempre te queda algo más que hacer para terminar con tu día de trabajo….

Sí. También son formas de no amarse a uno mismo.

Piensa en ello.

 

 

En los Retiros de el camino sencillo se hace mucho mucho hincapié en este tema, desde el primer día.

Porque para saber qué camino tomar es importante conocer de dónde venimos y, sobre todo, dónde estamos en cada momento.

Y ahí queremos acompañarte. A situarte y a tomar tus propias decisiones, las tuyas, las que a tí te van bien, las que te llevan a que tu amor a ti mismo crezca.

Retiro 2 al 8 Agosto – Antas de Ulla – Lugo – Para, siente y… a ver qué pasa

PD: Saber dónde estas, que es lo mismo que decir, saber cuánto te estás amando a tí mismo, es genial. Que sea mucho o poco es lo de menos. Es el inicio del camino. Del tuyo. Arriba en el enlace tienes toda la información para empezar a diseñar tu propio camino.

Zorione Aurrekoetxea

Equipo de el camino sencillo

Agregar comentario

Abrir chat